Los pasos a seguir para registrar una Marca son los siguientes :

1.- Investigación previa:

El primer paso es  realizar una investigación de  identidades y parecidos sobre las marcas ya registradas.

Las marcas que nos pueden hacer oposición y sobre las que hay que realizar esta investigación es sobre las Marcas Nacionales ( España) , Marcas Comunitarias ( Europa) e Internacionales con efectos en España.

Para solicitar un informe detallado sobre la viabilidad de su marca, diríjase   a la  pestaña de nuestra web que corresponda,según su interés  ( marca nacional o  marca comunitaria)  y rellene  el correspondiente formulario. Lo realizaremos y se lo enviaremos  por mail sin costo ni compromiso alguno por su parte.

Si el resultado de esta  investigación es favorable o si por el contrario las probabilidades de concesión son reducidas pero el interesado quiere intentar registrar el nombre , por tener un elevado interés en la marca, el siguiente paso es la Solicitud de Registro de marca.

2.- Solicitud de registro de Marca:

Desde el momento que solicitamos la marca y con independencia de que el expediente se encuentre en tramitación, el nombre o marca está protegida frente a terceros ( si otra persona solicita una marca igual a la nuestra, nosotros  nos podremos oponer).

El periodo de tramitación de una Marca Nacional es de 4 a 6 meses y durante este tiempo pasa por diferentes fases ( publicación, periodo de oposiciones…).

Si no hay oposiciones por parte de terceros la Oficina de Marcas concede el expediente.

 3.- Concesión – vigilancia de expediente:

Una vez concedido el expediente  la Oficina de Marcas expide el título de concesión.

El periodo de vigencia de una Marca es de diez años (hasta su próxima renovación). Durante este periodo es de vital importancia el tener la marca en vigilancia por si un tercero solicitase una marca igual o similar a la nuestra, hacerle oposición.

Dado que los organismos oficiales que se encargan de la tramitación de las marcas en España son tres: OEPM (Marcas Nacionales),  OAMI (Marcas Comunitarias) y OMPI (Marcas Internacionales), para una correcta vigilancia y mantenimiento de la marca resulta imprescindible ponerse en manos de profesionales del sector ( Agencia de Propiedad Industrial).